Excavación Guadalmina. Marbella

EXCAVACIÓN ARQUEOLÓGICA EN LA URBANIZACIÓN GUADALMINA BAJA 5C DE MARBELLA (MÁLAGA)

 

JOSÉ IGNACIO LÓPEZ RODRÍGUEZ

DAVID GESTOSO MOROTE

INMACULADA AZQUETA CONDE

Astarté-Estudio de Arqueología, S.L.L.

 

            Resumen: Los únicos restos documentados en Guadalmina han sido algunos fragmentos cerámicos romanos.

 

            Summary: The only remains have been documentedin Guadalmina are some Roman pottery fragments.

 

 

JUSTIFICACIÓN.

 

La urbanización está catalogada como zona de «Protección Arqueológica Preferente. Nivel 2» y está incluida en la Ficha PAP 11 del PGOU de Marbella con el nombre de «Subsuelo urbano de Guadalmina». En dicha zona se encuentran los siguientes yacimientos: Termas de Las Bóvedas, Torre de Las Bóvedas y Basílica Paleocristiana de Vega del Mar. Para proteger el posible patrimonio del subsuelo de la parcela  de Guadalmina se han abierto seis sondeos.

 

RESULTADOS DE LA INTERVENCIÓN.

 

El primer sondeo en Guadalmina, se ubica en el sector Sur de la parcela, al Este de la piscina. sondeo C-1 tiene unas dimensiones de 15×5 metros y una orientación Norte-Sur. La cota de partida es de 3´33 m.s.n.m. Al retirar el césped aparece la tierra vegetal de coloración negruzca (UE 013), con una potencia de 0´30 metros, documentando algunos fragmentos cerámicos contemporáneos, como ladrillos o cerámica común. Inmediatamente debajo encontramos las arenas de playa (UE 009), sin ningún tipo de material, considerándolo el nivel geológico. Ante tales resultados planteamos en la esquina Sureste un pequeño sondeo de 1´50×1´50 metros donde se corrobora que estamos ante las arenas de playa, dejando la cota relativa final del sondeo a -0´90 metros desde la rasante (2´43 m.s.n.m.).

Lámina 1. Perfil estratigráfico en el sondeo de C-1.

 

El sondeo C-2 tiene unas dimensiones de 18×7 metros y una orientación Este-Oeste. Se ubica en el sector Sur de la parcela, al Sur de la piscina actual. Se plantea haciéndolo coincidir con la futura piscina, de ahí sus mayores dimensiones. La cota de partida es de 3´27 m.s.n.m. Al retirar el césped aparece la tierra vegetal de coloración negruzca (U.E. 013), con una potencia de 0´30 metros y con restos de ladrillos modernos. Inmediatamente debajo encontramos las arenas de playa (U.E. 009), no apareciendo material alguno, siendo el nivel geológico. En la esquina Noreste documentamos la afección de una tubería de riego reciente que baja hasta -0´80 metros. Realizamos un pequeño sondeo de 1´50×1´50 metros en la esquina Noroeste donde comprobamos que el nivel de arenas de playa baja, al menos, hasta -1´00 metros desde la rasante (2´14 m.s.n.m.).

 

El sondeo C-3 tiene unas dimensiones de 5×5 metros y una orientación Norte-Sur al tenernos que ajustar al espacio disponible. Se ubica en el sector Sur de la parcela, al Oeste de la piscina actual. La cota de partida es de 3´45 m.s.n.m. El siguiente paso, al retirar el césped aparece la tierra vegetal de coloración negruzca (UE 013), con una potencia de 0´30 metros y restos cerámicos recientes, como ladrillos. Inmediatamente debajo encontramos las arenas de playa (UE 009), carente de materiales al ser el nivel geológico. Practicamos un sondeo en la esquina Noroeste, agotando secuencia estratigráfica a -1´00 metros desde la rasante con las propias arenas de playa (2´34 m.s.n.m.). Podemos concluir, por tanto, que los cortes C-1, C-2 y C-3 presentan una estratigrafía homogénea, similar entre ellos, siendo todos ellos estériles desde el punto de vista arqueológico.

 

El sondeo C-4 tiene unas dimensiones de 10×3 metros y una orientación Este-Oeste. Se ubica en el sector Norte de la parcela, al Oeste de la vivienda. La cota de partida es de 3´37 m.s.n.m. Bajo el estrato vegetal (U.E. 001) del césped documentamos un estrato de tierra marrón-rojiza (U.E. 002), sin materiales. A continuación aparecen directamente las arenas de playa (U.E. 009), muy limpias y sueltas y sin materiales en el sector central, a 2´74 m.s.n.m. En los extremos del sondeo encontramos un nivel de gravas muy sueltas (U.E. 010) que montan sobre las arenas, con una potencia de 0´25 metros, observándose perfectamente en los perfiles. En las gravas sale un fragmento de cerámica contemporánea. Se finaliza la excavación en este sondeo al despejar las gravas y rebajar el nivel de arenas de playa unos 50 cm. con resultados arqueológicos negativos (a 2´24 m.s.n.m.).

 

El sondeo C-5 tiene unas dimensiones de 10×3 metros y una orientación Norte-Sur. Se ubica en el sector Norte de la parcela, igualmente en el lado Oeste de la vivienda. La cota de partida es de 3´45 m.s.n.m. Su estratigrafía cuenta con un paquete de tierra vegetal (U.E. 001) de 0´25 metros de potencia bajo el jardín de césped. Debajo de éste un estrato de tierra arcillosa de coloración rojiza (U.E. 002) de 0´20 metros de espesor donde hemos documentado algún fragmento cerámico de finales del siglo XIX-siglo XX, con sello de la fábrica Pickman de La Cartuja. En el extremo Norte del sondeo una arcilla grisácea (U.E. 003) pertenece al relleno vertido cuando se plantó un árbol que encontramos cortado.

Bajo UE 002 se localiza una tierra más suelta de coloración marrón (U.E.004) de 0´45 metros de potencia, sin material alguno. Por debajo un estrato de una tierra más negruzca, de tonalidad marrón oscuro y textura arenosa pero compacta (U.E. 005), con un espesor de 0´30 metros. A continuación la tierra va apareciendo más suelta y con una textura más arenosa y coloración marrón (U.E. 006), de 0´45 metros de potencia e igualmente sin materiales. Bajo ésta hallamos una tierra marrón con restos de carbones (U.E.007), a 1´79 m.s.n.m., con un espesor de 0´25 metros, no asociados a ningún otro resto, ni estructural, ni óseo, ni de ningún tipo. Aquí documentamos un fragmento de tegula y dos amorfos de cerámica común sin rodar.

Todo ello parece indicar que estamos ante un nivel de incendio con algún material romano disperso. Al levantar esta capa apareció un pedregal de grandes cantos rodados (U.E. 008) a -1´90 metros desde la rasante (1´54 m.s.n.m.) que cubre todo el sondeo, con algunos fragmentos cerámicos romanos entremezclados, como tegulae, tejas curvas y algún fragmento de cerámica común de mesa sin rodar. Al quitar la primera capa del pedregal siguen apareciendo cantos pero de menor tamaño y aumenta el porcentaje de arena y gravas.

La interpretación que hacemos es que se trata de una arroyada que ha arrastrado materiales romanos, aunque seguramente de procedencia no muy lejana debido a que no están rodados. Se ubicaría cerca de la antigua línea de costa a tenor de la aparición de arenas en C-1, C-2, C-3 y C-4. Tras retirar un espesor de 0´50 metros de cantos, hasta una cota relativa de -2´40 metros, éstos desaparecen, documentando aquí el nivel de arenas limpias que identificamos con el geológico (U.E. 011), donde alcanzamos los -2´60 metros hasta comprobar que no sale nada de material (0´85 m.s.n.m.). En este punto ya había aflorado el nivel freático.

 

El sondeo C-6 es el que se ubica más al Norte de la vivienda, y por lo tanto a una mayor cota sobre el nivel del mar que el resto (3´85 m.s.n.m.). Tiene unas dimensiones de 20×3 metros, con una orientación Este-Oeste. Bajo la tierra vegetal (UE 001) se localiza la U.E. 002 hasta una cota de -0´60 metros. A continuación documentamos en el sector Este un nivel de zahorras naturales de coloración amarillenta y textura compacta (U.E. 012) que va buzando hacia el Oeste.

Aquí aparece inmediatamente debajo de U.E. 002 un estrato de tierra de textura arenosa y coloración rojiza (U.E. 014), a partir también de la cota -0´60 metros desde la rasante y hasta -1´80 metros. A partir de -1´00 metros esta tierra arenosa se vuelve un tanto negruzca, aunque sigue siendo la misma unidad, y encontramos algunos cantos rodados aislados que pronto dejan de aparecer y sin material arqueológico alguno. Bajo la U.E. 012 documentamos una zahorra con grava más fina y tierra rojiza (U.E. 016) a -1´30 metros desde la rasante (2´55 m.s.n.m.).

En el extremo Oeste, bajo la U.E. 014 documentamos un pequeño estrato arcilloso de coloración verdosa (U.E .017) a -1´80 metros de tan solo 10 cm. de potencia que se asienta sobre la U.E. 016 de pequeña grava. A la cota de -1´90 metros desde la rasante (1´95 m.s.n.m.) y bajo U.E. 016 se documenta un empedrado de mampuestos de mediano tamaño con restos de cal (U.E. 018) que parece estar nivelado toscamente, aunque de modo natural, y presenta una leve inclinación descendente de Este a Oeste.

Se trata de mampuestos de caliza y de pizarra, no labrados, mezclados con cantos rodados, no localizándose ningún tipo de material arqueológico. Parece tener un origen natural y estaría relacionado con el empedrado U.E. 008 del corte C-5, donde aparecieron a un desnivel de -20 cm. debido a la caída que presenta el terreno original hacia la línea de costa. Tras descubrir el empedrado en la totalidad de la superficie de la mitad Oeste del corte C-6, y ante la ausencia total de materiales en todo el corte, se planteó un sondeo en el centro del mismo de 3×3 metros.

Una vez retiradas las piedras aparecieron inmediatamente las arenas (U.E. 011) a -2´00 metros 1´85 m.s.n.m.) y afloró enseguida el nivel freático, a -2´10 metros (1´75 m.s.n.m.), en las mismas condiciones que apareció en C-5, dando así por concluida la excavación al considerar la U.E. 011 como el nivel geológico de la parcela de Guadalmina.

Como conclusión, podemos hablar de restos arqueológicos poco significativos en Guadalmina. Por un lado restos cerámicos y por otro sin restos constructivos
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario